Rebranding: la nueva cara y otra oportunidad para tu marca

/
Por: /
Rebranding: la nueva cara y otra oportunidad para tu marca

El branding es el motor que impulsa el desarrollo y reconocimiento de cualquier marca consolidada. Previamente hemos platicado sobre la importancia de seguir un proceso estratégico que entregue resultados funcionales y logre reflejar la promesa de venta.

Pero, ¿qué pasa si estas evolucionan más allá de su identidad? Las marcas, como nosotros, no son estáticas. Cambian en tamaño, visión e incluso productos o servicios, y es muy importante que sus identidades crezcan y se adapten a estas nuevas características.

En el transcurso de vida de una compañía, el rebranding es una etapa determinante. Implica la posible modificación de nombre, logotipo o estrategia de comunicación con la intención de moldear su identidad a un nuevo conjunto de metas y valores.

Muchas de las marcas reconocidas en el mercado han logrado realizar rebrandings eficaces, sin perder la personalidad, prestigio y estilo que las caracteriza.

 

¿Cómo asegurar rebranding exitoso?

 

En esta entrada platicaremos sobre las diferentes maneras de implementar un rebranding y algunos puntos a considerar para lograr un resultado creativo y funcional.

 

Cambio de imagen

Quizá este rebranding sea el más fácil de identificar. Aquí encontramos a marcas reconocidas y bien posicionadas, quienes apuestan por un cambio estético con el fin de refinar o mejorar su imagen. Por lo general, estas alteraciones involucran diferentes aspectos visuales- logotipo, paleta de colores, tipografías, etc.- pero mantienen elementos distintivos como el nombre, la filosofía y el modelo de negocio.

Lo principal será elevar su identidad sin perder su esencia. Un ejemplo de este tipo de rebranding es la identidad que creamos para Smart Sushi.

rebranding sushi

Para este popular restaurante de sushi, ubicado en la ciudad de Mérida, Yucatán, conservamos diferentes aspectos que los consumidores disfrutan, como la atmósfera casual y juvenil, y trabajamos en las áreas de oportunidad que ellos identificaron.

A través de nuestra investigación y estrategia de comunicación, logramos definir los aspectos clave para el proyecto- como el diseñar una identidad moderna y descriptiva- y creamos un branding vibrante y accesible que eleva su comunicación y mantiene la personalidad que la caracteriza.

 

Menos es más

En esta categoría solemos encontrar a marcas consolidadas con amplia lealtad y popularidad entre sus consumidores. Gracias a esto, se permiten prescindir de algunos elementos de su identidad gráfica, refinándola para alcanzar un estilo icónico y atemporal.

A diferencia del primer tipo de rebranding, este cambio se basa en simplificar, eliminando elementos que la identidad no necesita, perfilando su comunicación a su mercado meta sin obstáculos que compliquen o distraigan al público de su valor principal.

Encontramos este tipo de rebranding en el monograma que creamos para el restaurante italiano Spasso.

rebranding nuevo logo

Al ser una marca consolidada, con buen reconocimiento en el mercado, tenemos la posibilidad de trabajar con íconos simples para sus diferentes aplicaciones. De esta manera, a partir de un sencillo monograma, tenemos un distintivo claro y contundente que transmite, no solo su identidad, sino su esencia tradicional y refinada.

 

Cambio de página

Este es el proceso más radical. Implica la reconstrucción de una marca desde cero, partiendo desde su nombre y aspectos gráficos- como los colores y logotipo- hasta los componentes conceptuales- por ejemplo, su filosofía y valores.

Algunas de las razones por las que una compañía suele optar por este tipo de rebranding es un cambio en la composición de la empresa, la evolución de los productos o servicios o un nuevo conjunto de valores y objetivos, por lo que es importante contar con una identidad que refleje y respalde las nuevas características del proyecto.

Una noción negativa que suele acompañar a este proceso es que es el resultado de una incorrecta dirección u orientación de marca, cuando, por el contrario, el cambio puede surgir precisamente por el éxito de una compañía, sus oportunidades de crecimiento y el deseo de redefinir su identidad para satisfacer, de mejor manera, las necesidades de sus consumidores.

Encontramos un ejemplo claro en el branding que creamos para Nación Brava.

Rebranding nueva marca

La necesidad de un rebranding para este restaurante-bar surge por el interés de redirigir a un nuevo público meta, buscando ser una opción atractiva para el target joven y turístico del centro de Mérida.

Con esta intención en mente, rediseñamos el restaurante por completo, desde el nombre y logotipo hasta su interiorismo, partiendo de los nuevos valores de marca que identificamos. De esta manera, creamos una identidad acorde a su filosofía que, además, es una opción atractiva y competitiva para su mercado meta.

El cambio puede parecer intimidante, y en el mundo de las marcas, la idea de embarcarse en este viaje puede parecer una elección arriesgada. Pero evolucionar es parte de crecer y hacerlo a través de un rebranding es apostar por el futuro.

La clave está en iniciar este viaje de la mano de expertos creativos, comprometidos con el cambio y la evolución constante.

Es cierto que debemos ser cuidadosos con la manera en la que lo implementamos, pero al seguir procesos estratégicos que procuren el bienestar y éxito integral de la compañía, una nueva identidad nos permitirá impulsar una marca al máximo.

¡Bienvenido el cambio, folks!

¿Te gustaría iniciar el proceso de rebranding de tu marca? Contáctanos y creemos juntos.

Escrito por Verónica Garibay

Creative folks