El valor del branding en la creación de tu marca

/
Por: /
El valor del branding en la creación de tu marca

Para una marca, causar una impresión memorable en sus consumidores es crucial para crear un público fiel, y una excelente manera de lograrlo es a través del branding.

El branding es la consolidación de la identidad de marca en atributos gráficos, léxicos y comunicativos que transmiten la personalidad, valores y promesa de marca desde la empresa hasta su público meta, acompañándolos a lo largo del proceso de consumo.

¿Suena complejo? Es por qué lo es, mas no es una tarea imposible. La construcción del branding se extiende mucho más allá del logotipo o nombre de la marca. Buscamos crear una experiencia única, que acompañe y complemente el producto o servicio que ofrecemos.

 

¿Qué tan importan es el branding para una marca?

Agencia de Branding Mantra

La respuesta correcta es “mucho”. Según Entrepreneur, 50% de los consumidores consideran convertirse en seguidores leales durante su primera compra. Y el branding es el impulso detrás de una elección favorable.

Es una manera de diferenciarse de la competencia, de clarificar cuál (o cuáles) son sus proposiciones de valor y dejar en claro el por qué los consumidores deben convertirse en fieles seguidores. Y apenas rayamos la superficie.

En esta entrada hablaremos sobre los beneficios que un branding estratégico puede traerle a tu marca. Hemos enlistado algunos puntos a considerar y aplicar al momento de definir su identidad.

 

1. Proceso estratégico:

Recuerda, un branding es mucho más que un logotipo. Claro, este es un elemento importante en la identidad gráfica, pero no es lo único a lo que debemos prestarle atención. Un branding integral está compuesto por la filosofía de la marca, sus valores, metas y su personalidad; utiliza un lenguaje coherente que conecta con su público y un atractivo estilo comunicativo para sus diferentes canales y aplicaciones: desde la fotografía en redes sociales, hasta la decoración en punto de venta.

Debemos asegurarnos de que estos elementos partan de un concepto con alma, que capture el Mantra de la empresa y lo presuma de manera diferenciada y contundente. Este proceso puede ser complejo, pero hará que el resultado sea aún más valioso. Al seguir un camino definido, que priorice las necesidades del proyecto y la marca, nos aseguraremos de llegar a resultados funcionales e innovadores.

 

2. Identidad 360º

Hoy en día, los consumidores no se conforman con un producto o servicio que únicamente satisfaga sus necesidades, esperan vivir una experiencia, y al crear una marca inspiradora, el resultado que genere será inolvidable.

El contar con una identidad 360º hará que el proceso de consumo sea mucho más atractivo y logrará que la marca sobresalga del resto de la competencia, convirtiéndola en un referente destacado. Al aplicar la identidad a sus diferentes canales comunicativos, el branding acompañará al usuario en cada punto de contacto, empapándolo con la personalidad de la empresa y acercándolo a no solo ser un cliente, sino un fiel seguidor.

Algunos ejemplos de un branding aplicado de manera integral son el interiorismo del punto de venta, el diseño y la experiencia de usuario en el sitio web, el contenido multimedia en redes sociales y el tono de lenguaje en campañas publicitarias.

Cuando estos elementos parten de una identidad sólida, se complementan naturalmente y abonan a una imagen global en la mente del público.

Creacion de marcas branding

 

3. Branding hacia dentro

Hemos hablado sobre la importancia de convertir nuestra marca en una experiencia memorable, pero esta no debe limitarse a nuestro público externo.

Claro, la percepción de nuestros consumidores es importante, pero recuerda que la marca no se dirige únicamente a clientes, también le hablará a quienes conforman la empresa.

El branding de la marca debe ser la representaciónn del negocio y al tener una identidad coherente con su filosofía y valores, lograremos transmitir sus mensajes de manera clara, aumentaremos la lealtad de los colaboradores de la empresa y generaremos un verdadero sentido de pertenencia.

Presente en los uniformes, hojas membretadas o firmas electrónicas, el que la identidad acompañe a los trabajadores en su día a día convierte a la empresa en una realidad palpable de la cual forman parte, abonando a la cultura laboral y el entorno en el cual se desenvuelven.

El branding es una excelente manera de generar reconocimiento en los diferentes públicos de la marca y una oportunidad de aumentar la lealtad que tienen con ella.

Los beneficios de un branding bien implementado van mucho más allá de una imagen atractiva. Invertir en una identidad integral es apostarle a un futuro largo y fructífero, en el que te acompañarán colaboradores leales y consumidores fieles que impulsarán el crecimiento de tu marca y te ayudarán a alcanzar tus metas y objetivos.

Vero Garibay

Creative folks